Contactar con el periodista y transmitirle los mensajes adecuados es la clave de un seguimiento de prensa eficaz.

En nuestra profesión, por desgracia, contar con un buen contenido no asegura su publicación en los medios. A veces, por más interesante que sea el tema, pasa desapercibido. “¿Por qué los medios no publican mi nota de prensa?” se preguntan algunos; “¿cómo sé si el periodista ha recibido mi nota de prensa?“, se preguntan otros. 

Son muchos los motivos por los que un contenido, pese a ser interesante, no se publica: por la agenda de actualidad, porque no está bien construido o… sí, porque, tal vez, tu correo con la nota le ha llegado al periodista, pero no lo ha recibido de verdad. Por eso es fundamental llevar a cabo un seguimiento de prensa profesional, estratégico y personalizado que ayude a dar un “empujón” a tu nota de prensa.

Elaborar una buena nota de prensa es fundamental, y saber escribirla más todavía. Pero ese es un tema del que hemos hablado e insistido en otras entradas. Ahora nos centramos en un buen seguimiento de prensa: cómo conseguir que nos publiquen el contenido que tenemos entre manos. Por muy interesante que sea, si no llegamos a la prensa con los mensajes acertados, caerá totalmente en el olvido.

¿Cómo captar la atención de los periodistas que a diario reciben miles de correos? ¿Cuáles son las claves para hacer un buen seguimiento de prensa?

Desde Presscode queremos compartir con vosotros nuestra experiencia y ofreceros unos consejos prácticos y eficaces para que el seguimiento de prensa sea todo un éxito:

  1. Definir mensajes. Hay que trabajar lo que se quiere “vender”. ¿Qué se quiere transmitir? Como siempre, al igual que en una nota de prensa, elaborar frases cortas facilita la tarea. No llames a un periodista y le cuentes un rollo, ve al grano y no le hagas perder tiempo.
  1. Actualizar bases de datos. Esto, que parece obvio, es prioritario. Es importante decidir a quién se va a enviar la información para que ese seguimiento de prensa sea eficaz. El periodista, como cualquier otro profesional, cambia y se mueve no sólo de medio sino en ocasiones de sección. Áreas en las que trabajan grandes equipos y, por tanto, se especializan mucho más.
  1. Estudiar el contenido. ¿Por qué es interesante mi contenido? ¿Cómo puede gustarle al público de ese periodista? Ese es el ángulo en desde el que tienes que enfocar la información. No le cuentes lo que te parece interesante a ti, sino lo que crees que le puede resultar interesante al periodista.  
  1. Seleccionar la hora. Elegir el momento adecuado para llamar es clave para un buen seguimiento de prensa. No es lo mismo radio, televisión, revistas, que diarios nacionales. En radio y televisión comienzan a trabajar desde muy temprano en los informativos y programas matinales, mientras que la prensa escrita (y diaria) cierra muy tarde. Además, con la irrupción de la Covid-19, que ha impuesto en muchos casos el teletrabajo, la elección de la hora ha cobrado un protagonismo mucho mayor. 
  1. Insistir sin ser pesado. El ritmo en una redacción es frenético. Conseguir hablar con los periodistas es tarea difícil pero no imposible. A su bandeja de entrada llegan diariamente miles de correos con propuestas diferentes. Por eso es importante hablar con ellos. No se trata de verificar si lo han recibido, sino de poder decirles de forma muy breve qué tiene de diferente tu contenido, y por qué crees que puede ser de su interés. Siempre que sea posible, ofrece algo más. Es una forma de demostrar que esa conversación merecía la pena, y que no es humo lo que vendes.

El seguimiento de prensa es una tarea básica para cualquier agencia de comunicación, ya que por si sola, la buena información, a veces, y por desgracia, no basta. Si a estos consejos se le añade una buena actitud y profesionalidad, está todo dicho y hecho. ¡Buena suerte!