Para comenzar vamos a explicar qué entendemos nosotros por comunicación: es la acción de comunicar o comunicarse, de transmitir información, de dar a entender lo que uno quiere decir . Es una acción entre dos partes, generalmente de forma bidireccional y con un objetivo concreto.

También queremos explicar lo que nosotros percibimos como corporativo: es la manifestación física de una marca, haciendo referencia a los aspectos visuales de su identidad. Desde el color de una empresa, pasando por su logo, hasta la tipografía de sus textos, son ámbitos corporativos de la misma.

La imagen corporativa es muy importante a la hora de crear una marca, y hay que tener en cuenta todos sus aspectos visuales, porque ya sabemos que “una imagen vale más que mil palabras”.

¿Nunca os ha pasado que al ver una forma o un color rápidamente lo identificáis con una empresa? ¿No pensáis en el rojo Coca-cola o en el verde BP? Seguro que ya se os están ocurriendo un montón de marcas y colores más…

El color que le demos a nuestra marca puede llegar a definir su identidad. Dice mucho sobre ti: te distingue de la competencia, crea afinidad, potencia la impresión que queremos transmitir.

¿Y qué transmiten los colores? Os lo contamos aquí:

El color rojo transmite vitalidad, esta orientado a la acción, pero ¡cuidado, también puede tener una connotación agresiva.

El color naranja es un color llamativo, creativo, que transmite motivación. Eso sí, si tiene un matiz muy intenso puede resultar incómodo mirarlo directamente.

El verde es un color que generalmente transmite confianza,  se asocia con la naturaleza, con las ganas de hacer la cosas bien y ayuda a tener una idea limpia de la marca.

Otro color que podemos destacar es el magenta, poco usado hasta ahora aunque cada vez más de moda. Tiene una percepción de inconformismo, innovación y da sensación de impulso. Eso sí, para los más tradicionales puede dar la idea de que es femenino, ya que se asemeja al rosa.

Y muchos otros ejemplos, que pueden ayudarnos, o no, a crear una imagen de marca sólida.

Que se lo digan a McDonald’s, que después de décadas de color rojo ha cambiado al verde, para ayudar a identificar la marca con una alimentación sana y natural, limpia y sin toxinas.

Y… ¿os saben diferentes las hamburguesas, con el cambio de color?