¿Sabes de verdad a qué se dedica un community manager?

Un social media manager, o community manager, es la persona encargada de gestionar las redes sociales o comunidades digitales de una empresa. Ya sea desde dentro o como externo, esta persona tiene un puesto mucho más importante de lo que parece. Gestiona directamente las relaciones de los clientes con sus públicos.

Además, hay quienes creen que la labor de un community manager consiste en elegir una foto bonita y subirla a la red con un comentario mono. Sin embargo, un verdadero community manager, un profesional del social media, tiene funciones mucho más importantes. Aunque en este post ya os hablamos de la importancia de su trabajo, hoy vamos a celebrar el día del community manger con un breve repaso de sus funciones:

  • Se encarga de trabajar la estrategia de venta digital, posicionamiento y contacto con los públicos. Para ello, debe hacer un plan y un calendario para cada red social que incluya todos los mensajes, necesidades, objetivos y recursos de los que se dispone. Elaborar una estrategia y trabajar con calendarios, sentido e intuición es clave para el éxito.
  • Gestiona la atención al cliente antes y después de la compra. Es algo fundamental, ya que una buena atención puede mejorar (o empeorar) mucho la experiencia del usuario. Es un arma muy potente de fidelización. (En esta entrada puedes aprender más sobre la atención al cliente y las redes sociales).
  • Dinamiza las diferentes cuentas, impulsándolas a crecer y a alcanzar una mayor visibilidad luchando constantemente contra los algoritmos de algunas redes sociales que les dificultan el trabajo. (Puedes ver sobre el algoritmo de Instagram aquí )
  • Selecciona (y a veces, produce), el contenido que ha de subirse a los perfiles. Genera, además, los mensajes. Gestiona las crisis. Atiende a las preguntas (que, os aseguramos, son de todo tipo) de los seguidores.
  • Concilia el contenido propio y el externo, para ofrecer al público información de su interés, ceñida a la actualidad. Por eso, además, debe estar atento a lo que le rodea.
  • Está constantemente al día, estudiando estadísticas de resultados, observando las tendencias, aprendiendo sobre nuevas aplicaciones.
  • Debe ser rápido, ágil y flexible, porque la inmediatez es fundamental en las redes sociales.
  • Vive conectado a la red: porque las redes sociales no duermen, y, creemos, el community manager, tampoco.
  • Trabaja junto al departamento de marketing y comunicación, para trabajar tanto las ventas como el posicionamiento.

Por tanto, no son pocas ni fáciles las tareas del community manager, y quien piense lo contrario, es que no ha tratado con verdaderos profesionales. Por ello, en el día del community manger, queremos defender su profesión frente a los sobrinity managers que, a veces, aparecen.

Así que, ¡gracias por vuestra paciencia y feliz día!