Una vez escuché a alguien traducir “people dropping litter on the street” por “gente bebiéndose litros por la calle”. Una aproximación muy creativa, porque acertó sólo dos palabras. Al entender que “litter” era “litros” y no “basura”, su significado real … el resto vino solo. Fue víctima de un “false friend.”

Un término interesante:»false friends» se denominan en inglés a aquellas expresiones o términos que PARECE por su etimología que significan una cosa en español pero realmente significan otra bien distinta. Yo lo traduciría por «trampamigos*», en un alarde de inventiva y porque me gustan mucho las palabras compuestas.

Un «trampamigo«, cuidado, es una bomba de relojería. Haceos idea de lo que puede generar confundir «argument«, (discusión), con «argumento», un error muy común. Igual que liarse la manta a la cabeza y entender que tu compañera de trabajo está embarazada cuando te dice que está «embarrased» (avergonzada). Embarazada es «pregnant«.

Igual que si confundes «dessert» con desierto cuando alguien te lo ofrece después de comer. No se trata de comer arena (“desierto” se dice “desert”), sino de un -esperemos- delicioso postre.

El vocabulario inglés es amplio y muy preciso. Es importante dominarlo y para hacerlo hay que leer, y leer mucho en ambos idiomas. También es recomendable visitar una «library«, ese lugar lleno de libros… que se prestan, puesto que significa «biblioteca», mientras que librería es «bookshop«.

Seguro que se te ocurren otros «trampamigos«. ¿Nos los cuentas?